DIVERSUM MEXICO

DIVERSUM MEXICO

lunes, 9 de abril de 2012

Con Calderón, a todos los trabajadores les fue mal: Observatorio del Salario

Aumentan empleos mal pagados, discriminación laboral y déficit de fuentes de ocupación
Con Calderón, a todos los trabajadores les fue mal: Observatorio del Salario
Patricia Muñoz Río
 Periódico La Jornada
Lunes 9 de abril de 2012, p. 13

En este sexenio ha disminuido la contratación de trabajadores bien pagados, es decir, de quienes cobran más de cinco minisalarios al día. En cambio, aumentó para los mal pagados, los que reciben uno o dos sueldos mínimos por ocho horas de labor.
También se elevó la discriminación salarial por género, o sea, del número de trabajadoras que haciendo lo mismo que sus compañeros obtienen un sueldo hasta 50 por ciento menor. Además se deterioró el poder adquisitivo 32 por ciento y las condiciones laborales para los mexicanos empeoraron en términos generales, amén de que se reportó un déficit de 5.5 millones de empleos necesarios para el país.

De esta forma, en el gobierno del presidente Felipe Calderón se elevó la precariedad del trabajo, México se consolidó como país de mano de obra barata, se dieron fenómenos como la reducción –10 por ciento– del número de sindicatos en el país y la pérdida de contratos colectivos, y crecieron la tercerización y la contratación por honorarios, es decir, la ocupación sin seguridad ni prestaciones.
Al hacer un balance de lo ocurrido con los sueldos durante el gobierno de Calderón, el Observatorio del Salario de la Universidad Iberoamericana de Puebla detalla que en los pasados cinco años a todos los trabajadores mexicanos, no sólo los que ganan salario mínimo, nos ha ido mal, porque el país se consolidó como paraíso para los empleadores, ya que cada vez pagan menos por labores de mayor calidad y violan los derechos laborales de manera impune.
El director del Observatorio del Salario, Miguel Reyes, señaló que se ha elevado la precaridad de los trabajos, descendió la contratación con salarios por arriba de cinco sueldos mínimos, incluso de tres, y aumentó la tasa de ocupados con un minisalario, o dos a lo máximo, o sea, 60 o 120 pesos diarios, equivalentes a mil 800 o 3 mil 600 pesos al mes.
En entrevista, indicó que si se compara el incremento promedio de los salarios mínimos con el costo de la casta básica se observa una pérdida del poder adquisitivo de 32 por ciento entre 2006 y 2012. Medido contra el índice de precios al consumidor –el cual considera 10 mil productos–, el deterioro ha sido de 4.53.
Enfatizó que la discriminación salarial por género se ha agravado, sobre todo en el nivel de empleos y salarios de alta remuneración, principalmente en el sector financiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario