DIVERSUM MEXICO

DIVERSUM MEXICO

sábado, 22 de septiembre de 2012

TEMAS RELACIONADOS: LAS SOCIEDADES MERCANTILES


LAS SOCIEDADES MERCANTILES
POR ENRIQUE ADAR GUADARRAMA ZEA

 

INTRODUCCIÓN

 

Queremos dejar en claro que el presente trabajo tiene como finalidad simplificar todo lo relacionado con las sociedades mercantiles, con el objeto de tener un acercamiento a la conformación y estructura, así como los requisitos necesarios para su integración.

 

La Ley mercantil no define el contrato social así que buscamos el concepto en el derecho común, en el artículo 2688 del código civil, se establece: “Por el contrato de sociedad los socios se obligan mutuamente a combinar sus recursos o sus esfuerzos para la realización de un fin común”

 

Sin embargo en el  Artículo 2695.- Las sociedades de naturaleza civil, que tomen la forma de las sociedades mercantiles, quedan sujetas al Código de Comercio. Cabe recordar que la sociedad mercantil nace de un contrato plurilateral o de organización que se distingue de los contratos bilaterales de cambio (sinalagmáticos), como la compraventa, mutuo, etc., ya que en estos últimos las voluntades y los intereses de las partes son opuestos, y en el contrato de sociedad los intereses se coordinan para realizar un fin común.

 

El contrato de sociedad es fácilmente modificable en principio y admite la separación de algunas de las partes (socios) y la adhesión de nuevas partes, sin que por eso, como regla general, termine o se disuelva el vínculo jurídico, es decir el contrato. Además, hay que considerar especialmente que el contrato social produce el nacimiento de una persona jurídica nueva, de un ente jurídico distinto de los individuos que la integran. La sociedad tiene una personalidad jurídica propia, totalmente distinta de la de cada uno de los socios.

 

DESARROLLO:

1.     GENERALIDADES DE LAS SOCIEDADES MERCANTILES

 

A.    Personalidad Jurídica.

El artículo 2 de la Ley General de Sociedades Mercantiles (LGSM) otorga personalidad jurídica a las sociedades mercantiles inscritas en el Registro de comercio, y también a aquellas que, sin haber cumplido este requisito, se “exterioricen como tales frente a terceros”. Por otro lado, la fracción III del artículo 25 del Código Civil atribuye el carácter de persona moral a la sociedad mercantil” Esta atribución de persona moral y de personalidad jurídica les confiere el carácter de sujeto de derecho con capacidad de goce y de ejercicio. La sociedad es como ya mencionamos una persona distinta de la de sus socios; por lo tanto tiene patrimonio, nombre, domicilio y una nacionalidad.

 

B.    El Patrimonio Social y Capital Social

El patrimonio es el conjunto de bienes y derechos apreciables en dinero. El patrimonio social se integra inicialmente con las aportaciones de los socios y, después, sufre las variaciones que le imprime la marcha de los negocios de la sociedad. El capital social es el monto de lo establecido en el acto constitutivo de la sociedad y expresado en moneda de cursos legal. El capital es el elemento esencial, indispensable en toda sociedad mercantil. La fracción V del artículo 6 de la LGSM establece que la escritura constitutiva debe indicar el importe del capital social; sin este requisito la sociedad no puede nacer a la vida jurídica. Para Pina Vara, existe una distinción entre capital y el patrimonio social. “El capital es la cifra aritmética que representa el valor de las aportaciones de los socios; el patrimonio social es el conjunto de bienes y derechos realmente poseídos por la sociedad en un momento determinado”[1] Por un lado el capital social, aunque puede cambiar, será por voluntad de los socios y, en último caso, con la anuencia de los acreedores y los límites que marca la ley, en cambio, el patrimonio social es un tanto mutable, pues dependerá de las circunstancia de un buen o mal manejo que dé como resultado el éxito o el fracaso, que incremente o disminuya dicho patrimonio.

 

C.    Aumento y Reducción del Capital

Las sociedades mercantiles, a través de las reglas establecidas por la ley para cada tipo social, pueden aumentar o reducir su capital social (artículo 9 de la LSM).

El aumento del capital puede efectuarse mediante nuevas aportaciones de los socios a la sociedad, por el ingreso de nuevos socios, mediante la incorporación al capital de las reservas de la sociedad o por revaluación del activo (aumento puramente contable). La reducción de capital puede tener lugar mediante rembolsos a los socios de sus aportaciones, o liberación concedida a los mismos de exhibiciones aún no realizadas o en el caso de pérdida de capital. Los acreedores de la sociedad podrán, separada o conjuntamente, oponerse ante la autoridad judicial a dicha reducción, a menos que se paguen los créditos o se garantice a satisfacción del juez que conozca del asunto.

 

D.    Aportaciones

El capital social se constituye precisamente con las aportaciones de los socios. Aportación equivale a toda prestación y, por lo tanto, a cualquier cosa que tenga un valor de uso o de cambio, a cualquier derecho ya sea de propiedad, de uso, de usufructo, etcétera.

 


Las aportaciones          en dinero

pueden ser:                  en especie

                                   en trabajo

 

E.    Reservas

Son aquellas inmovilizaciones de las utilidades; si son impuestas por la ley serán reservas legales; por los estatutos serán reservas estatutarias, o que eventualmente acuerden los socios, reservas voluntarias, para asegurar la estabilidad del capital social frente a las oscilaciones de valores o frente a las pérdidas que puedan producirse en algún ejercicio social.

La LSM en el artículo 20 establece que la reserva legal consiste en la quinta parte del capital social y que esté formado, como mínimo, del cinco por ciento de las utilidades anuales. Este fondo deberá ser reconstituido en la misma forma, cuando por cualquier motivo disminuyere.

 

F.    Nombre de las Sociedades Mercantiles

Como personas jurídicas, las sociedades mercantiles necesitan un nombre que las distinga de las demás y de sus socios, así lo exige la fracción III de la LGSM

 

G.    Domicilio

La escritura constitutiva de las sociedades mercantiles deberá señalar el domicilio de las mismas, esto es un requisito esencial del acto constitutivo (artículo 6, fracción VII, de la LGSM). Pero también hay que tomar en cuenta lo que señala el Código Civil Federal en el Artículo 33.- Las personas morales tienen su domicilio en el lugar donde se halle establecida su administración. Las que tengan su administración fuera del Distrito Federal pero que ejecuten actos jurídicos dentro de su circunscripción, se considerarán domiciliadas en este lugar, en cuanto a todo lo que a esos actos se refiera. Las sucursales que operen en lugares distintos de donde radica la casa matriz, tendrán su domicilio en esos lugares para el cumplimiento de las obligaciones contraídas por las mismas sucursales. El Artículo 34.- Se tiene derecho de designar un domicilio convencional para el cumplimiento de determinadas obligaciones.

 

H.    Finalidad Social

En la escritura constitutiva debe indicarse el fin u objetivo de la sociedad, a lo que se dedicara, así lo exige el articulo 6°, fracción II de la LGSM, la existencia de un objetivo o finalidad es requisito indispensable en toda sociedad mercantil, sin él, la sociedad no se explica. Por eso, el artículo 229, fracción II de la LGSM establece que la disolución de la sociedad sea por la imposibilidad de seguir realizando su objetivo principal o por quedar éste consumado. El artículo 3° de la LGSM señala que “las sociedades que tengan un objeto ilícito serán nulas y se procederá a su inmediata liquidación”

 

I.      Duración de las Sociedades

Término o Duración: toda sociedad mercantil tiene un término de vida, la cual se deberá establecer en la escritura constitutiva, la LGSM indica en su Artículo 6o.- La escritura constitutiva de una sociedad deberá contener: fracción IV.- Su duración, misma que podrá ser indefinida.

 

J.     Reparto de Utilidades y Pérdidas de las Sociedades

Se deben de establecer con toda claridad cual va a ser el reparto de beneficios que rinde la sociedad para cada uno de los socios, en relación al capital aportado. En el Artículo 16 de la LGSM se señala que: En el reparto de las ganancias o pérdidas se observarán, salvo pacto en contrario, las reglas siguientes:

I.- La distribución de las ganancias o pérdidas entre los socios capitalistas se hará proporcionalmente a sus aportaciones;

II.- Al socio industrial corresponderá la mitad de las ganancias, y si fueren varios, esa mitad se dividirá entre ellos por igual, y

III.- El socio o socios industriales no reportarán las pérdidas.

 

K.    Administración y Representación

Es importante que en el acta constitutiva se establezca de manera clara, como se ha de administrar la sociedad, la facultad de los administradores y cuales son las personas autorizadas para firmar en nombre de la sociedad. El Código civil federal señala en el Artículo 27.- Las personas morales obran y se obligan por medio de los órganos que las representan sea por disposición de la ley o conforme a las disposiciones relativas de sus escrituras constitutivas y de sus estatutos. Y en el Artículo 28.- Las personas morales se regirán por las leyes correspondientes, por su escritura constitutiva y por sus estatutos. En cambio la LGSM señala en el Artículo 6o.- La escritura constitutiva de una sociedad deberá contener: fracción  VIII.- La manera conforme a la cual haya de administrarse la sociedad y las facultades de los administradores; IX.- El nombramiento de los administradores y la designación de los que han de llevar la firma social

 

L.    La Escritura Constitutiva

Artículo 5o.- Las sociedades se constituirán ante notario y en la misma forma se harán constar con sus modificaciones. El notario no autorizará la escritura cuando los estatutos o sus modificaciones contravengan lo dispuesto por esta ley. Y en el Artículo 6o.- La escritura constitutiva de una sociedad deberá contener:

I.- Los nombres, nacionalidad y domicilio de las personas físicas o morales que constituyan la sociedad;

II.- El objeto de la sociedad;

III.- Su razón social o denominación;

IV.- Su duración, misma que podrá ser indefinida;

V.- El importe del capital social;

VI.- La expresión de lo que cada socio aporte en dinero o en otros bienes; el valor atribuido a éstos y el criterio seguido para su valorización. Cuando el capital sea variable, así se expresará indicándose el mínimo que se fije;

VII.- El domicilio de la sociedad;

VIII.- La manera conforme a la cual haya de administrarse la sociedad y las facultades de los administradores;

IX.- El nombramiento de los administradores y la designación de los que han de llevar la firma social;

X.- La manera de hacer la distribución de las utilidades y pérdidas entre los miembros de la sociedad;

XI.- El importe del fondo de reserva;

XII.- Los casos en que la sociedad haya de disolverse anticipadamente, y

XIII.- Las bases para practicar la liquidación de la sociedad y el modo de proceder a la elección de los liquidadores, cuando no hayan sido designados anticipadamente.

Todos los requisitos a que se refiere este artículo y las demás reglas que se establezcan en la escritura sobre organización y funcionamiento de la sociedad constituirán los estatutos de la misma.

 

M.   El Registro de las Sociedades Mercantiles

El artículo 2º de la Ley General de Sociedades Mercantiles nos dice: “Que las sociedades mercantiles inscritas en el registro público de comercio, tienen personalidad jurídica distinta de la de los socios”. Por lo tanto serán irregulares las sociedades que no estén inscritas en el registro público de comercio.

Por su parte el Código de Comercio señala en el Artículo 19. La inscripción o matrícula en el registro mercantil será potestativa para los individuos que se dediquen al comercio y obligatoria para todas las sociedades mercantiles por lo que se refiere a su constitución, transformación, fusión, escisión, disolución y liquidación y para los buques. Los primeros quedarán matriculados de oficio al inscribir cualquier documento cuyo registro sea necesario.

 

N.    Sociedades Irregulares

Debemos entender que las sociedades irregulares son aquellas que no estén constituidas conforme a los requisitos exigidos en la ley respecto de constitución y funcionamiento, una sociedad irregular tiene existencia legal cuando se exterioriza como tal ante terceros, porque lleva a cabo algún contrato. El artículo 2º de la Ley General de Sociedades Mercantiles nos dice: “Que las sociedades mercantiles inscritas en el registro público de comercio, tienen personalidad jurídica distinta de la de los socios”. Por lo tanto serán irregulares las sociedades que no estén inscritas en el Registro Público de Comercio. Sin embargo, el propio artículo 2º mencionado dice: “Las sociedades no inscritas en el registro público que se hayan exteriorizado como tales frente a terceros, conste o no en escritura pública tendrán personalidad jurídica. Los que no realicen actos jurídicos como representantes o mandatarios de una sociedad irregular, responderán del cumplimiento de los mismo frente a terceros en forma subsidiaria, solidaria e ilimitada”.

 

O.    Clasificación de las Sociedades

La Ley General de Sociedades Mercantiles, en el Capitulo I, de la constitución y funcionamiento de las Sociedades en general, menciona en el Artículo 1o.- Esta Ley reconoce las siguientes especies de sociedades mercantiles:

v    I.- Sociedad en nombre colectivo;

v    II.- Sociedad en comandita simple;

v    III.- Sociedad de responsabilidad limitada;

v    IV.- Sociedad anónima;

v    V.- Sociedad en comandita por acciones, y

v    VI.- Sociedad cooperativa.

Cabe hacer mención que la Ley General de Sociedades Mercantiles, regula las cinco primeras sociedades indicadas. En su artículo 212 dice: “Las sociedades cooperativas se regirán por su legislación especial, contando también con su respectivo reglamento”.

 

P.    Sociedades de Participación Estatal

La participación por parte del estado en el ámbito económico se ha vuelto necesaria, de ahí que éste frecuentemente constituya o promueva la constitución de sociedades mercantiles (anónimas de preferencia), en cuyo capital participa en diferente medida. Nuestra ley reconócelas llamadas empresas de participación estatal, que tienen los siguientes requisitos:

 


Requisitos para una                  Gob. Fed. Aporte o sea propietario del 50% o más del capital o las acciones

Sociedad de participación        la constitución de su capital se haga figurar acciones de serie especial que solo puedan ser suscritas por el Gob. Fed.

Estatal                                     Gob. Fed. Tenga facultad de nombrar a la mayoría del consejo de administración, junta directiva u órgano equivalente.

 

 

Q.    Nacionalidad de las Sociedades

Las sociedades mercantiles deben tener una nacionalidad, la cual puede ser distinta de la de sus socios. Al efecto, el artículo 9 de la Ley General de Población señala que debe entenderse por sociedad mercantil mexicana la que se constituya con arreglo a nuestra ley, y tenga un domicilio dentro de la República Mexicana; y que serán sociedades extranjeras a contrario sensu las que se constituyan en el extranjero y tengan su domicilio en el extranjero.

La LGSM en el Artículo 250 señala que “Las sociedades extranjeras legalmente constituidas tienen personalidad jurídica en la República.” Artículo 251.- Las sociedades extranjeras sólo podrán ejercer el comercio desde su inscripción en el Registro. La inscripción sólo se efectuará previa autorización de la Secretaría de Economía, en los términos de los artículos 17 y 17 A de la Ley de Inversión Extranjera.

BIBLIOGRAFIA
 
 
 
Derecho mercantil,  Rafael Pina Vara-, Porrúa, México, 1996.
 
Derecho mercantil, Ignacio Quevedo Coronado, Tercera edición, Pearson-Prentice Hall, México, 2008.
 
Ley General de Sociedades Cooperativas http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/143.pdf
 
Ley General de Sociedades Mercantiles http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/144.pdf
 


[1] Rafael Pina Vara.- Derecho mercantil, Porrúa, México, 1996, pp.204
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario